El misterio de los cerdos muertos en el Huangpu

18 marzo, 2013

 

0312_pigs_630x420

 

El número de cerdos extraídos del río más grande de Shanghai ya casi llega a seis mil.

Hasta ayer, 5.916 cerdos y lechones fueron sacados del río Huangpu, en la zona de Songjiang, principal fuente de agua potable para los 23 millones de habitantes de Shanghai (…)

“¿El agua sigue siendo potable a pesar de que encontraron cerdos muertos flotando en ella?”, se preguntó Wanqing Liu, residente  de Shanghai. “El gobierno tiene la responsabilidad de llevar a cabo una investigación exhaustiva y proporcionar agua potable a los  residentes”.

Las autoridades de Shanghai analizaron muestras de agua del río durante horas y, por el momento, todos los indicadores resultaron “normales”.

Se desconoce la razón del repentino desecho de cerdos. La agencia de noticias Xinhua informó que un virus, el circovirus porcino (PCV), fue encontrado en uno de los cerdos que flotaban en el río. El PCV puede propagarse entre los cerdos pero no puede ser transferido a los humanos.

Se estima que los cerdos flotaron río abajo desde la vecina provincia de Zhejiang, donde la policía ha estado tomando medidas contra el comercio ilícito de productos de cerdo.

El incidente, conocido por los microblogueros chinos como “hogwash” (N. de la T: en su traducción al inglés, palabra que significa bazofia o tontería y, a la vez, es un juego de palabras que podría traducirse como baño de cerdos), llegó por primera vez a la atención del público (la primera semana de marzo de 2013) cuando 900 cerdos muertos fueron hallados en el río.

Texto original, en inglés, aquí.

 

 

dead-pigs-huangpu-river

(…)

Desde el gobierno se sugirió que una explicación probable era el frío, a pesar de que en el área de Shanghai rara vez nieva, y que al momento del hallazgo de los cerdos las temperaturas eran inusualmente cálidas. El comentario provocó burlas en las redes sociales; algunos opinaron que era tan absurdo como afirmar que los cerdos habían participado de un suicidio en masa.

(…)

Jiaxing, que se encuentra a orillas del río Huangpu, a unos 70 kilómetros de Shanghai, se convirtió en una fuente de sospechas, que parecieron confirmarse cuando funcionarios de Shanghai dijeron que más de una docena de cerdos tenían etiquetas en las orejas que indicaban que eran de allí. Luego, las autoridades anunciaron que habían detenido a un campesino que confesó haber arrojado sus animales al río.

Pero en Jiaxing los campesinos negaron haber tirado cerdos a la vertiente del río, lo consideraron absurdo y dijeron que los animales no podrían haber flotado hasta Shanghai. “Si tiramos cerdos al río cerca de aquí, al llegar a Shanghai estarían irreconocibles”, dijo el campesino Xu Jinfu.

Otro campesino, Xu Jinhua, que estaba de pie con una pala frente a unas jaulas, dijo: “Es un poco incómodo que culpen por esto a Jiaxing (…) Este río fluye lentamente. ¿Cree usted que los cerdos llegarían de aquí hasta Shanghai? ”

Jinfu Xu, que ayuda a administrar una cooperativa con unos 3.000 cerdos y lechones, dijo que estos eran vendidos a campesinos cerca de Shanghai, lo que puede explicar las marcas en las orejas. En muchas fotografías, los cerdos muertos parecían ser relativamente pequeños.

También dijo que en Jiaxing hay un basural destinado a los cerdos que mueren de enfermedades.

Otros campesinos de Jiaxing insistieron en que las granjas de la zona no habían tenido un alto número de muertes u otros problemas, y que los cerdos de Jiaxing suelen ser saludables.

“Tratamos bien a nuestros animales. Los alimentamos bien “, dijo otro campesino, Zhang Bing. “En Shanghai, a menudo les dan de comer sobras de la mesa. Los cerdos son más propensos a enfermarse”.

Las prácticas agrícolas inescrupulosas, sin embargo, no son infrecuentes en Jiaxing, o en otras áreas productoras de cerdos.

Imponer medidas enérgicas contra las violaciónes a la seguridad alimentaria no ha sido fácil. En 2007, el gobierno ejecutó al líder de la Oficina de Drogas y Medicamentos por haber aceptado sobornos de los fabricantes de medicamentos y no proteger adecuadamente a los ciudadanos. El país también anunció una campaña nacional contra los procesadores de alimentos ilegales.

En Jiaxing, un funcionario local llamado Huang Hao dijo que una explicación posible era que los cerdos hubieran muerto durante su traslado a Shanghai y que los camioneros simplemente los habían arrojado al río.

(…)

Artículo original, en inglés, aquí.

20130312t100017z_01_pek24_rtrmdnp_3_chinajpg.jpg.size.xxlarge.letterbox

 

Los cerdos muertos a causa de enfermedades deben ser incinerados o enterrados, pero algunos campesinos sin escrúpulos y funcionarios encargados del control de animales han vendido los cadáveres a los mataderos y la carne de cerdo ha terminado en los mercados. El Ministerio de Seguridad Pública chino estableció como prioridad acabar con las bandas que compran cerdos muertos y los procesan para venderlos.

La policía de Zhejiang  dijo que los oficiales llevan adelante una campaña para librar al mercado de la carne de cerdo insegura y que los esfuerzos se intensificaron para la celebración del Año Nuevo Lunar, en febrero.

La policía de Jiaxing desarticuló el año pasado una banda de delincuentes que adquiría y sacrificaba cerdos enfermos. La policía arrestó a 12 sospechosos y confiscó casi 12 toneladas de carne de cerdo contaminada.

“Desde que la policía ha intensificado sus esfuerzos para acabar con el mercado ilegal de cerdos enfermos el año pasado, nadie ha venido aquí a comprar cerdos muertos. Este año el problema de los cerdos arrojados al río es peor que nunca”, dijo un aldeano al periódico Daily Jiaxing, dirigido por el Partido Comunista local.

Wang Xianjun, empleado del gobierno del pueblo de Zhulin, dijo que los aldeanos criaban cerdos por demás. Dijo que el pueblo tuvo 10.078 cerdos muertos en enero y  8325 en febrero. Agregó: “No tenemos más tierra para enterrarlos”

Los medios estatales informaron que las pruebas de laboratorio del agua del río detectaron una gripe porcina conocida como circovirus porcino, pero las autoridades dijeron que el virus no puede propagarse a los seres humanos y que la calidad del agua no estaba afectada.

“La calidad del agua hasta el momento no se ha visto afectada, pero tenemos que quitar los cerdos lo antes posible y no se puede dejar que su cuerpos se pudran en el agua”, dijo Xu Rong, director de la oficina de Protección Ambiental del distrito de Shanghai Songjian .

Los cerdos fueron encontrados por primera vez el jueves (7 de marzo de 2013) por residentes locales cerca de una planta de tratamiento de agua local. Las barcazas fueron enviadas a recoger los cadáveres el fin de semana.

Huang Beibei, un residente de toda la vida de Shangai, fue el primero en exponer el problema al tomar fotos de los cadáveres. Las subió el jueves y escribió: “Esta es el agua que bebemos. ¿Qué está haciendo el gobierno para frenar esto? ”

(…)

El Sr. Huang dijo que estaba preocupado por la seguridad del agua, dijo: “Aunque el gobierno dice que el agua es segura, al menos yo no lo creo, dado el número de los cerdos en el río. Estos cerdos han muerto de enfermedad. ”

(…) El deterioro del medio ambiente en China es una prioridad en la agenda de la reunión legislativa nacional. En medio de protestas públicas, el año pasado Hu Siyi, vice-ministro de Recursos Hidráulicos, dijo que los datos mostraban que el 40 por ciento de los ríos chinos estaban seriamente contaminados.

Para dramatizar sobre el estado en que se encuentra el río de su ciudad natal, el empresario chino Jin Zengmin utilizó la red social china Sina Weibo para desafiar a un funcionario local del medio ambiente de la provincia de Zhejiang a nadar en él por 200.000 yuanes.

Jin publicó fotos que mostraban el río lleno de basura flotante, y dijo que en su infancia podía nadar allí.

Texto original y en inglés, aquí.

 

 

163596718-350x233

(…)

En China, la carne de cerdo representó el 64 por ciento de la producción total de carne en 2012, y la creciente clase alta urbana consumió, en 2011, un promedio de 21 kilogramos de carne de cerdo por persona.

A pesar de haber leyes que lo prohiben, los animales que mueren a causa de enfermedades contagiosas continúan dentro de la cadena de suministro de alimentos o son desechados en forma indebida.

En 2008, en uno de los mayores escándalos de seguridad alimentaria del país, se descubrió que se había agregado ilegalmente melamina química de manufactura industrial a productos lácteos, lo que resultó en la muerte de al menos seis bebés y dejó 300.000 personas enfermas.

Aceite de cocina barato reciclado puede hallarse en todo el país; es hecho, ilegalmente, con los sobrantes sacados de los desagües de restaurantes. Cuando la opinión pública se indignó por ello, las autoridades arrestaron a más de 30 personas por venderlo. Pero la práctica continúa.

En otro incidente reciente, el gigante estadounidense de comida rápida Kentucky Fried Chicken quedó envuelto en una polémica tras revelar que algunos proveedores chinos vendían pollo con altos niveles de antibióticos, en lo que parecer ser una práctica habitual de la industria entera.

Texto original y en inglés, aquí.

 

En Sina Weibo, la red social más popular de China, se hicieron famosos algunos tuits ingeniosos. Un residente de Beijing se burló de su feliz vida en la contaminada capital: cada vez que abría la ventana apreciaba el humo gratis.

Un residente de Shangai replicó:

-Bah! Nosotros cada vez que abrimos la canilla tenemos sopa de carne de cerdo gratis.

 

Texto original, en inglés, aquí.

, , , , , antropologías, zoo

Leave a Reply