Periodismo: cómo cubrir una noticia casi 2 millones de años más tarde, por Justin Ellis

11 diciembre, 2012

Todo periodista tiene una lista de cosas para meter en el bolso o preparar antes de salir a reportear. La de Paul Salopek es más larga. Además de una video cámara y una laptop, incluye un teléfono satelital, un GPS, y organizar traductores, guías y transporte en camello. También, unos zapatos muy buenos.

El próximo mes (enero de 2013), Salopek comenzará a trabajar en una historia que le llevará siete años y (más o menos) 35.400 kilómetros a pie, desde África a la Patagonia, a través de Asia y los Estados Unidos. La ruta que seguirá es la que los antropólogos creen fue el primer camino emprendido por los humanos cuando salieron de África [hace aproximadamente 1,8 millón de años] para poblar el resto del mundo. Él la llama “Fuera del Edén” (Out of Eden), un viaje narrativo que examinará el estado actual de las culturas que Salopek visitará, al mismo tiempo que contará sus historias y su conexión con el ancho mundo.

Salopek es dos veces ganador del Premio Pulitzer y ha cubierto diversos conflictos, de los Balcanes y Somalia a Afganistán e Irak. En 2006, él, su intérprete y su conductor  estuvieron detenidos en Sudán durante más de un mes, luego de que lo acusaran de espía. En este trabajo de siete años, Salopek tendrá que recurrir a toda su experiencia como corresponsal extranjero. La tarea es ambiciosa e impiadosamente larga -por decisión. Para cumplir con la misión necesitará de una planificación precisa y una caja de herramientas tan variada como ligera.

¿Entonces ¿por qué lo hace? “Podría volver a trabajar para un periódico como corresponsal en el extranjero. Me encantó hacerlo”, me dijo Salopek. “Pero ¿por qué no utilizar esas habilidades que desarrollé durante los últimos 15 años en un proyecto propio? Uno que puede intentar añadir una capa de significado a las noticias internacionales, algo que está faltando en nuestro negocio, debido a lo fragmentados que se han vuelto los medios”.

El plan consiste en arrancar en enero desde el Gran Valle del Rift en Etiopía y seguir el cuerno de África hasta Israel a lo largo de 2013. En 2014, se dirigirá a Asia central, pero no sin antes lidiar con uno de sus más grandes obstáculos: Irán. Si uno va a pie, la ruta mejor y más directa a Asia es a través del norte de Irán, por las orillas del Mar Caspio. Eso, por supuesto, implica atravesar Irán sano y salvo. Esta será una de las tantas veces en que las relaciones diplomáticas se interpondrán en su camino. No ir a través de Irán sería un gran problema para los planes de Salopek – tendría que dirigirse hacia el norte, rodeando del Mar Caspio, internándose en Rusia, “y ese es un desvío horriblemente grande”.

A pesar de que viajará solo durante gran parte del viaje, Salopek tiene una amplia red de apoyo, desde traductores y guías de campo hasta socios en medios de comunicación y patrocinadores aquí en los EE.UU. Durante los dos primeros años de su viaje, el trabajo de Salopek aparecerá en National Geographic, tanto en forma impresa como online. También tiene el apoyo del Centro Pulitzer de Cobertura de Crisis, y pasó un tiempo en la primavera de aquí en la Nieman Foundation for Journalism como nuestro primer Visiting Fellow, utilizando el tiempo para trabajar con la gente en Harvard y el MIT para planificar su expedición e investigar nuevas formas de narrativa digital que podría utilizar a lo largo del camino.

Uno de los objetivos del proyecto Out of Eden es hacer que el ritmo de la narración coincida con el ritmo de la marcha humana -lo cual es una manera de decir que Salopek quiere ser más reflexivo en su escritura. “Quiero ver, desde un comienzo, si un enfoque más contemplativo en la recopilación de noticias la vuelve más significativa”, dijo. Habrá un sinnúmero de temas sobre los que escribir a lo largo del viaje; Salopek tiene una lista preliminar de ideas de artículos, que incluye el impacto de la ayuda alimenticia de Occidente en la lucha contra el hambre, el efecto del cambio climático a lo largo del Mar Rojo, y cómo se ve hoy la economía pastoral de los nómadas. Pero Salopek es consciente del hecho de que los planes se verán inevitablemente superados por los acontecimientos, y que la realidad de la caminata puede ser completamente diferente de lo que ha planeado.

“Here’s the thing: Anything can happen between now and next year, let alone two years from now,” he said. “So I’m trying to maintain my flexibility.”

“Este es el tema: cualquier cosa puede pasar entre ahora y el año próximo, ni hablar de en dos años”, dijo. “Así que intento mantenerme flexible.”

***

 

No importa lo que traiga el camino, será importante contar con el equipo adecuado. Salopek será un viajero solitario la mayor parte del viaje, por lo que tendrá que recurrir a la rutina de hombre orquesta a la que muchos periodistas ya están familiarizados. Sin embargo, dada la amplitud de su viaje, Salopek me dijo que quería tener un kit que abriera nuevos tipos de posibilidades narrativas. “Estoy tomando la marcha como un laboratorio de periodismo”, me dijo.

Salopek llevará en su mochila una MacBook Air, un teléfono satelital, un Sony HXR-NX7OU para video e imágenes fijas, una cámara GoPro, una grabadora de audio, y un dispositivo GPS. El GPS, obviamente, cumplirá un papel en mantenerlo en el camino correcto, pero Salopek también está interesado en establecer códigos geográficos para las historias que encuentre en el trayecto. Información basada en ubicación geográfica podría desempeñar un rol en el componente online del proyecto, permitiendo a Salopek y a sus compañeros de los medios dar un sentido de ubicación más profundo. Una historia sobre el cambio climático, por ejemplo, podría ampliarse con la temperatura y los datos geológicos. Otra idea sería utilizar tweets o actualizaciones de otras redes sociales para dar ejemplos de conversación online en una región en particular, explicó Salopek. “La razón por la que esto me entusiasma es que este proyecto, por definición, es un proyecto global”, dijo. “Trasciende  fronteras, lenguas y culturas. Quiero que la gente sea capaz de seguirlo mientras ocurre.”

Pero lo que probablemente hará que el viaje sea de inmersión es el componente multimedia. Haciendo uso de su equipo de video y audio, Salopek dijo que quiere crear una especie de retrato continuo del mundo en esta época. “Lo estoy llamando un corte transversal narrativo: Cada 161 kilómetros, metódicamente, voy a tomar una serie de lecturas narrativas que no varían a lo largo del camino”, dijo. El plan, tal como lo concibe, es detenerse a tomar seis muestras: sonido ambiente, fotos de la tierra y el cielo, un panorama de su ubicación, un minuto o algo así de video, y una entrevista, todo con el mismo método en cada ubicación. Lo ve casi como una aproximación científica, que puede mostrar los cambios y similitudes en el terreno pero también la cultura y la gente. Y mientras estos cortes transversales serán buenos para una narrativa multimedia, Salopek observa que sus valores reales será el de constituirse en un archivo de cómo era el mundo de 2013 hasta 2019.

“Al cabo de siete años, habré creado un retrato perdurable del mundo de finales del milenio”, dijo.

Salopek está terminando de planificar la logística de Out of Eden. Se asoció a la Fundación Knight, que apoya el componente online de su viaje. Está buscando socios de medios adicionales y trabajar con el Pulitzer Center para desarrollar un componente educativo del proyecto, que pueda ser utilizado en las aulas. Ha viajado ida y vuelta entre África haciendo “reconocimiento” del terreno y de las condiciones del camino. Ha contratado guías y, sí, transporte en camello donde lo necesite. Mientras dibuja el mapa, también pone sus visas en orden para que las sorpresas en los pasos fronterizos se reduzcan al mínimo. En total, Salopek dice que tiene una idea bastante buena sobre sus dos siguientes años de trabajo. Pero más allá de eso, se hace difícil planificar de 3 a 7 años. Las relaciones internacionales pueden cambiar, las fronteras pueden cambiar. Y el periodismo es probable que se transforme también; basta pensar en cómo la planificación de este tipo de viaje habría sido diferente si se hubiera iniciado hace siete años – antes de los teléfonos inteligentes, las redes sociales, y la banda ancha. Hay muchas variables desconocidas. Pero Salopek, que se hace llamar “simplemente otro periodisticucho”, dice que está listo para empezar a perseguir historias.

“Después de tantos meses de preparación, la idea de una caminata bajo 50 grados de calor con nómades y camellos está empezando a resultar muy atractiva”, dijo.

Texto original, en inglés, aquí.

 

, , , , , , , , , periodismo, viajeros

Trackbacks For This Post

  1. El maravilloso viaje de Paul Salopek | En la boca del lobo - 1 year ago

    [...] arranque del texto Justin Ellis publicado en El Puecoespín, una de mis webs favoritas en Latinoamérica, está a la a altura de la propuesta de Salopek. [...]

Leave a Reply