Salta: la muerte de un viajante y su terrible historia

14 julio, 2012

Nadie sabe su identidad verdadera, ni a que se dedicaba. El hombre murió en una habitación de un hostal en Salta. Tenía cuatro pasaportes falsos de Bolivia, Italia, Paraguay y Perú con la misma foto y nombres distintos. En sus bolsillos, encontraron más de medio millón de pesos entre dólares, euros y moneda nacional. Los peritos analizan su computadora portátil y tres pen drives de datos.

El jueves 5 de julio, el misterioso hombre, que tendría unos 62 años, llegó en remís al hostal Neos del barrio Ceferino, en la calle Rondeau al 1600. Tenía buena apariencia, era canoso y se deshacía en modales. Se alojó en la habitación 15 pero antes había preguntado si el lugar tenía conexión inalámbrica a internet. Caso contrario, dijo, se iría a otro hostal a pasar la noche.
Se presentó como Fernando Zurita con una cédula boliviana número 8.997.675 y aseguró ser licenciado en antropología. La dueña del hostal, Nery Palavecino, contó a El Tribuno de Salta que el hombre hablaba español con una tonada extraña, le costaba pronunciar las erres, como afrancesada.

La mujer recordó que Zurita dijo estar bajo una estricta dieta y le pidió un menú especial: “Desayunaba té con tostadas, y el almuerzo consistía en verduras hervidas, pollo o bife sin grasa y agua mineral”, explicó. Nery detalló que lo escuchó hablar con turistas extranjeros con quienes dialogaba en un fluido alemán, francés e inglés y demostraba un conocimiento de cultura general que la deslumbró.
La dueña del hostal se sorprendió cuando el hombre le pidió que no entrara nadie en la habitación. Ni para limpiar. A esa altura, todavía no sospechaba nada. Ni siquiera cuando el supuesto antropólogo comenzó a sentirse mal y se negaba a ser asistido por un médico a no ser que fuera de confianza de la propietaria del lugar.

Apenas pasado el mediodía del domingo, el pasajero se descompensó. Había sufrido un pre infarto y Nery llamó a un doctor.

Los médicos vieron unos análisis que se había hecho en Córdoba, en donde tenía el ácido úrico alto y le aplicaron un inyectable para el dolor de estómago. La mujer se quedó preocupada: “Le pedí al doctor que por favor lo llevara en la ambulancia, pero me dijo que era imposible porque no podía obligarlo a ser trasladado”, señaló.

El misterioso viajero permaneció todo el domingo en su habitación. Ese día no cenó. A las dos de la tarde del lunes, la dueña del hostal se asomó por la puerta, le habló pero él no respondió. Estaba tendido en la cama mirando al techo. Le costaba respirar y estaba blanco. Cuando los médicos regresaron ya era tarde. No pudieron hacer nada para reanimarlo: había muerto de un paro cardíaco.

La investigación

El supuesto antropólogo había comentado que estaba en la Argentina como turista y que llegó a Salta desde Córdoba, donde dijo que había tenido un problema de salud. Al parecer, allí compró un auto de alta gama que dejó en un garage.
Los investigadores hallaron en su poder cuatro pasaportes: dos a nombre de Guillermo Zapata Rodríguez, uno de Paraguay y otro de Perú; un tercero de Italia, identificado como Renato Maltoni; y el cuarto de Bolivia, como Fernando Zurita Basoalto. Todos tenían su imagen.

Además, en la habitación donde murió la policía encontró 54.000 euros, 36.000 dólares y más de 2.000 pesos argentinos.

Toda la información vinculada a los países vecinos ya fue remitida a las respectivas embajadas para establecer si surgen nuevos elementos. Una computadora portátil y tres pen drives también están siendo analizados por los peritos para encontrar nuevos datos que puedan esclarecer el misterio en torno al pasajero.

Aquí, en Cosecha Roja, la publicación original de este texto.

***

Crece el misterio en torno del hombre extranjero que se hospedó el jueves 5 en un sencillo residencial del barrio Ceferino, en la calle Rondeau al 1600, y que falleció de un ataque al corazón en su habitación, dejando una estela de interrogantes. Su verdadera identidad sigue siendo un enigma.
La Dirección de Investigaciones de la Policía de Salta trabaja en el caso y se aguarda a que finalicen las pericias que realiza el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), del Ministerio Público. “Se trata del levantamiento de huellas y la documentación de la escena donde ocurrió el hecho. En base a esto el juez impartirá las directivas”, informaron fuentes policiales.
“Determinar la procedencia del dinero hallado: 54.000 euros, 36.000 dólares y más de 2.000 pesos argentinos, y el estudio de los pasaportes encontrados de distintos países, todos con su misma fotografía: Mercosur de Paraguay B025277, a nombre de Guillermo Zapata Rodríguez; de Perú, 5.716.131, a nombre de Guillermo Zapata Rodríguez; de Bolivia, 6BC 165118, a nombre de Fernando Zurita Basoalto, y de Italia, AS 1036495, a nombre de Renato Maltoni, dependen de la órbita de la Justicia”, sostuvieron los investigadores. “Nosotros trabajamos en base a las órdenes”, puntualizaron.

Aquí, publicación original de este artículo.

***

* Se trataría de Renato Maltoni, un ex docente italiano condenado por abusar de 30 niños y adolescentes ecuatorianos.

* La Fiscalía de Turín consideró su caso como una muestra del aberrante “turismo sexual” en países del Tercer Mundo.

* Desapareció de su hogar en Italia este año, después de que la justicia dejara en firme una condena a 11 años y 2 meses de prisión emitida en 2008.

Parece que el misterio del extranjero con triple identidad que falleció en un humilde residencial de nuestra ciudad comienza a desenmarañarse. De acuerdo con una investigación llevada adelante por ¿Qué te pasa Salta?, estamos en condiciones de señalar que se trataría de Renato Maltoni, un ciudadano italiano que se hallaba prófugo de la justicia de su país, donde había sido condenado por pederastía.

Aquí, publicación original de este artículo.

 

***

El profesor había sido detenido en el aeropuerto de Turín con treinta videos en la valija: era el protagonista, con unos 20 niños menores de 14 años.

Los niños eran ecuatorianos, desnudos y en el acto de sufrir las violencias sexuales del pedófilo italiano. La policía hizo la denuncia. El pasado 14 de enero, la Fiscalía de Turín lo arrestó antes de que, habiendo vendido su casa en Moretta, el hombre dejase Italia. El profesor había vuelto al país después de una larga permanencia en la Argentina, donde enseñaba en una escuela privada.

La situación de Maltoni se había agravado debido a análisis de los videos secuestrados.

***

18 de abril de 2009

Lo hundió la consulta técnica sobre la edad de los niños protagonistas de las treinta películas de las vacaciones que se había traído de Ecuador al aterrizar en 2007 en el aeropuerto turinés de Caselle: la pericia ha documentado cómo los protagonistas de esos 30 videos en los que eran abusados sexualmente por un turista italiano eran 30 menores ecuatorianos, en algún caso poco más que niños. Por ello, Renato Maltoni, profesor de 62 años, operador de la embajada italiana en la Argentina, ha recibido en el Tribunal de Saluzzo 11 años de cárcel con procedimiento abreviado (por tanto, ya con el descuento automático de un tercio de los 16 años a 11; de otro modo, la pena habría sido más alta que la del único antecedente similar, los 14 años con procedimiento ordinario impuestos a Luciano Sampek por violencias sexuales en Tailandia). La investigación y en particular la idea de una pericia de los videos fue desarrollada por el fiscal adjunto de Turín, Pietro Forno, hasta el arresto hace un año del imputado a su reingreso desde la Argentina. El Tribunal de Revisión había radicado después la competencia sobre los delitos cometidos en el exterior a la zona de residencia del imputado, Saluzzo, donde Caterina Centola ha logrado la condena por violencia sexual sobre menores, prostitución de menores (los niños recibían unos pocos dólares), corrupción de menores (en los casos en los que la violencia sobre un niño ocurría en presencia de aquel que sería abusado luego), detención de material pedo-pornográfico. La defensa de la abogada Erica Gilardino argumentaba que los hechos habían ocurrido en 1990 y por tanto estaban prescriptos, pero Centola ha tenido en cuenta una canción que se oía de fondo, Anastasia (2001), y una partida en que había tres jugadores de fútbol (Raul, Costacurta y Cafu) que sólo podían haber jugado juntos después de 2003.

Aquí, versión original de este artículo, en italiano.

***

MORETTA – Golpea el contraste entre la descripción que hace de Renato Maltino quien lo ha conocido bien y el reciente veredicto de la Casación, que ha emitido la palabra final sobre el procesamiento judicial del ex profesor de literatura, hoy de 64 años, confirmando la condena a 11 años y dos meses por pedofilia. Deberá regresar a la cárcel (donde ya había estado de enero de 2008 a agosto de 2010) por al menos ocho años, pero parece que la Policía no lo ha encontrado en Moretta, donde figura todavía como residente. ¿Dónde está Maltoni? La pregunta queda en suspenso y sin respuesta.

Hombre de gran cultura, docente muy estimado, gran apasionado de la antropología y especializado en el estudio de los pueblos de Sudamérica, por más de 20 años ha enseñado literatura en la escuela secundaria de Moretta. Una conducta irreprochable y una capacidad particular para hacer relaciones, sobre todo, con los alumnos más difíciles… (…)

Aquí, publicación original de este fragmento, en italiano.

 

, , , , , , , , , argentina, vidas

2 Comments → “Salta: la muerte de un viajante y su terrible historia”

  1. Dario 1 year ago   Reply

    Great Piece!

  2. nicojah 1 year ago   Reply

    las apariencias engañan

Leave a Reply