Ficción y no ficción: Newsgame, el juego virtual del periodismo, por Adrienne La France

27 junio, 2012

Los creadores de juegos recurrieron al periodismo en busca de inspiración mucho antes de que Atari nos diera Paperboy. Hubo Deadline en los ’70 y Scoop y Calling Superman en los ’50 (si uno quiere ponerse realmente en vieja-escuela, ver Round the World con Nellie Bly [NdT: juego de mesa de 189o, inspirado en la periodista Nellie Bly, que dio la vuelta al mundo para un periódico, repitiendo la idea del escritor Julio Verne]).

El objetivo es siempre realizar las tareas de alguien que trabaja en el periodismo: entregar el diario sin ser mutilado por un perro (o atacado por abejas bastante aterradoras), ganarte el ascenso desde aprendiz de reporto o componer la primera plana de un diario.

¿Y qué tal un juego que ofrezca auténticas noticias?

Thomas Loudon, CEO de la startup VJ Movement, lo está intentando. He aquí la idea para NewsGame, un juego en Facebook que está en desarrollo. Los jugadores toman el rol de corresponsales extranjeros y enfrentan mini-desafíos en el mundo del juego, tales como “Tiene que cruzar la frontera y entrar en Irán” o “Salve a los niños soldados en Somalia”, me contó Loudon.

“Tenés que crear tus habilidades, tu personalidad; viajás por el mundo virtual como periodista”, indicó Loudon. “Vas a cooperar o competir con otros jugadores con los que te encontrás. Podés decidir si armar equipo con un fotógrafo, por ejemplo, para ir juntos. O podés ignorar al fotógrafo y decir ‘Voy por las mías’, pero podrías correr más riesgos”.

Los jugadores tropiezan en el juego con hechos que pueden ocurrir en la vida real –una bomba en Pakistán, batallas del narcotráfico en Colombia–; luego, ofrecen historias relacionadas a periodistas reales, que a su vez pueblan el juego con información propia. Loudon dice que está trabajando con una red ya existente de 300 periodistas en más de 100 países. Esos periodistas reciben €750 para producir un informe en video o €150 por una columna en historieta (las tarifas están siendo alteradas para acomodarse a las escalas salariales en diferentes países).

Aunque el juego será gratuito en Facebook, los jugadores podrán comprar herramientas útiles, al estilo de FarmVille. Esto significa que el juego mismo, además de los ingresos publicitarios, pagará por la producción de periodismo.

“El modelo de negocios en juegos que funciona realmente bien en este momento es aquel en que vendés bienes o créditos virtuales para el juego”, apuntó Loudon. La colocación de productos es otra opción. “Las cámaras Sony”, dijo, “o las aerolíneas, porque los periodistas viajan un montón, o los hoteles”. Loudon dice que busca asociarse con periódicos de modo que los suscriptores reales (de los diarios) puedan obtener créditos en el juego.

Según dice, la compañía está en negociaciones con “varias grandes marcas de personajes de cómics” qu, espera, atraerán a jugadores que podrían, de otro modo, no interesarse. He aquí como lo explica: “¿Conocés a los Pitufos? Es un juego extremadamente fastidioso, pero es un gran éxito. Un enorme éxito”.

No habrá Pitufos en el mundo de NewsGame, pero Loudon espera que sea poblado por “personajes de historieta que tienen mucho que ver con el periodismo”.

El equipo de periodistas reales de Newsgame reportará a un equipo de editores, todos los periodistas tendrán que firmar un código de ética. “Si descubrimos que macanearon deliberadamente, habrán firmado un contrato que dirá que podemos poner una cruz roja en sus perfiles en el sitio y explicar por qué está allí”.

Queda por ver si a los amantes de los juegos les gustará ser periodistas y si el periodismo serio puede prosperar en un juego. Aún si algunos periodistas son inducidos a contribuir, ¿cómo se sentirán los consumidores al recibir noticias reales en un ambiente que mezcla fantasía y realidad?

Como cualquiera que ha estrellado deliberadamente un Choplifter contra una multitud digital (o lanzado una flota de Micro Máquinas por el acantilado de un sofá, o mutilado una Barbie, etc, etc) puede decir, la gente hace a menudo cosas en los juegos que nunca harían en la vida real. Pero ¿qué ocurre cuando los dos se cruzan?

Tomemos un ejemplo planteado en el ROFLCon, la conferencia de cultura de Internet, este año por el profesor de Derecho de Harvard, Jonathan Zittrain. En 2006, cuando un jugador de World of Warcraft (WOW) murió –en la vida real–, los amigos que había hecho en Azeroth organizaron una vigilia adentro del juego en su memoria, difundiéndola mediante mensajes en WOW. Una Hermandad (Guild) rival vio en ello una oportunidad para un ataque de sorpresa y masacre a los que estaban de duelo. Alguna gente se sintió indignada, horrorizada. Otros quitaron importancia a la masacre virtual: es sólo un juego. La conversación suscitó un examen serio de la ética de los juegos y la medida en que los códigos de la vida real se aplican a mundos de juego masivos.

NewsGame intenta ser uno de esos mundos, cruzado por periodistas reales. No es sólo un juego. “Todo va a estar muy basado en experiencias reales de corresponsales”, afirmó Loudon. “Estamos reuniendo toda la información posible de los corresponsales para crear el juego. La idea misma, la razón por la que la gente jugaría, es, básicamente, acompañar esa aventura”.

Aquí, versión original de este artículo, en inglés.

, , , , , , , , , periodismo

Leave a Reply