Cultos: la isla con la frontera más extraña del mundo

26 abril, 2012

(…) Los radioaficionados del mundo consideran a la sección finlandesa de Market Reef (como la llaman) una entidad separada, diferente de Finlandia y Suecia. La sección finlandesa de Market Reef solía ser uno de los “países” más deseados del mundo entre los radioaficionados debido a su estatus especial y su relativa lejanía de todo. Usualmente, hay una o más expediciones de radioaficionados a la isla cada año, si el clima lo permite. Durante esas expediciones, se hacen decenas de miles de contactos de radio con gente de diversas partes del mundo. En alta mar, el desembarco es sólo posible con un helicóptero. Buenas fotos de Märket se exhiben en tajetas QSL. El prefijo oficial del lado finlandes es OH0, como en el resto de las islas Åland, pero OJ0 es el prefijo indicativo opcional para Market Reef. Hay una tarifa por usar el indicativo OJO, mientras que el uso del prefijo OHO/ es gratis. Toda la actividad de radio en la isla es realizada por visitantes que forman parte de las expediciones DX-peditions. Cuando la sección finlandesa recibió su estatus especial entre los radioaficionados, a fines de los ’60, el encargado del faro se convirtió en un radioaficionado con licencia e inicialmente solía utilizar OH0MA. Del lado sueco, se han utilizado los indicativos 8S9M y SI8MI (…)

Aquí, versión completa de este artículo, en inglés.

***

Aparte de un colonia de focas en disminución y del faro automático que se alza sobre ella, nada parece ni remotamente destacable en la isla Märket, un minúsculo peñón que se halla en el estrecho que separa el Golfo de Botnia del Mar Báltico. Pero Märket, palabra sueca que significa “hito de frontera”, es una roca marina deshabitada diferente. No sólo señala el encuentro de dos mares, sino el de Suecia con Finlandia.

Y lo hace de una manera única y extraña. La frontera internacional a cada lado de la isla es suficientemente estrecha, pero en la isla misma se curva no menos de ocho veces, alcanzando una bizarra simetría. Aunque se ha dicho a veces que Märket es la más pequeña isla marítima dividida por una frontera internacional, también tiene grandes argumentos para postularse como el sitio que contiene la frontera insular más extraña del mundo.

Las fronteras internacionales usualmente se mantienen apartadas de islas pequeñas como Märket, precisamente por las pesadillas de demarcación como la que ésta presenta. Es mucho más fácil establecer, y corregir, una frontera marítima que una insular. Las islas divididas internacionalmente conforman una versión geopolítica de la ley de Sayre, que sostiene que “la política académica es la más desagradable y amarga de todas las políticas, porque lo que está en juego es tan poco. En este caso, cuanto más pequeña la isla, más complicada la frontera.

Las fronteras permiten a la humanidad separar lo que la naturaleza ha unido. Pero una isla es una entidad naturalmente cerrada. Su línea de costas es el borde de la burbuja que la separa del resto del mundo. Y, entonces, ¿imponer una barrera humana en una isla? ¿Cuál es el significado del aislamiento –una palabra derivada, de hecho el latín para isla—si uno tiene que compartirlo con alguien más?

Y sin embargo, el nombre y la función de la isla Märket están íntimamente entrelazados con la frontera sueco-finlandesa (quizás porque la isla no es mucho más vieja que la frontera: Märket probablemente emergió de las olas en el siglo XVI). El Tratado de Frederikshamn de 1809, que confirmó la pérdida sueca de Finlandia a manos de Rusia en la llamada Guerra Finlandesa, también concedió a Moscú el estratégico archipiélago Aland, entre Estocolmo y la tierra finlandesa. Por mera coincidencia, según fue esbozada por los autores del tratado, la frontera, a medio camino entre las costas de Aland y Suecia, corría justo a través de Märket. Que es cuándo y cómo obtuvo su nombre.

En 1885, los rusos erigieron un faro en la isla para ayudar a la navegación en las traicioneras aguas adyacentes. Fuera por diseño o accidente, la estructura fue construida en el lado occidental, sueco, de la isla. Pero, si sabían, los suecos cerraron la boca, probablemente todavía escaldados por lo ocurrido la última vez que habían bailado tango con el oso ruso.

La violación de facto de la frontera continuó después de la independencia de Finlandia, en 1917, y sólo fue resuelta en 1981. La solución fue ingeniosa: en lugar de transferir la soberanía sobre el faro a Suecia, o mudarlo físicamente al lado finlandés, se modificó la frontera dentro de la isla.

Era necesario cumplir con dos condiciones. No se debía alterar la frontera marítima para salvaguardar derechos pesqueros preexistentes; y cada país debía retener una porción similar en tamaño de la isla. El resultado fue un complicado trueque de tierras, que dejó a la antes derecha frontera una forma de Z. El faro está ahora del lado finlandés, en un nuevo pedacito de Finlandia, al oeste de la frontera anterior. Junto a él hay un compañero pedazo de Suecia, al este de la línea original.

Extrañamente, ningún hito de frontera marca, en realidad, la frontera sobre Märket: una serie de diez pozos cavados en la roca son todo lo que indica sus giros y vueltas. Esto es porque cualquier cosa más voluminosa sería comido muy pronto por las tormentas frecentes y el inclemente clima invernal. El clima y el mar son tan poderosos que la misma forma de la isla está sujeta a cambios significativos. Cada 25 años, una comisión binacional inspecciona la isla y efectúa los cambios necesarios en la frontera.

El faro es automático desde 1977, y en su condición de deshabitado, se degradó severamente, hasta que la Sociedad Finlandesa del Faro invadió la isla en 2006. Ha estado realizando restauraciones (y visitas guiadas) en cada verano desde entonces.

Ustedes pensarán que una frontera que parta una minúscula isla marina en dos es un accidente de un tipo tan suficientemente improbable como para que sólo ocurra una vez. Pero tendrán que pensarlo de nuevo. Märket tiene una contraparte en sus antípodas, una roca tan pequeña que apenas difícilmente hay lugar para un faro. Esta es, también una isla bautizada según su función accidental, aunque aquí provee a uno de sus componentes su única frontera de tierra.

El Islote Boundary (Frontera) es una minúscula mota de tierra en el Estrecho de Bass, el trecho de agua barrido por el viento y salpicado de islas que separa a Tasmania de Australia. Aparntemente, la isla de cinco acres es fácil de confundir, porque eso es lo que ocurrió en 1801, cuando Boundary, parte del llamado Grupo Hogan de islas, fue dibujado en un mapa ligeramente al norte de su posición real.

Cuando la frontera entre los Estados de Tasmania y Victoria, en la masa principal de Australia, fue fijada a la latitud de 39 grados y 12 minutos Sur, resultó que cortaba justo a través de esta mínima isla, hasta entonces conocida como Islote del Noreste. Para evitar confusiones con otra isla cercana del mismo nombre, y para dar un buen uso a su desafortunada partición, fue rebautizada Islote Boundary.

(…) Para los amantes de las fronteras, Märket tiene un bono especial, triple: el lado sueco de la isla está dividido entre dos condados y municipalidad, con la parte norte en la ciudad de Osthammar, en el Condado de Uppsala, y la parte sur en la ciudad de Norrtalje, en el Condado de Estocolmo. Lo que significa que, a pocos pies al norte del ahora hermosamente repitando faro, en algún lugar a lo largo de la frontera más extraña del mundo, una frontera tripartida está escondida a plena vista.

Aquí, versión completa y original de este artículo, en inglés.

***

 (….) La fecha exacta de la emersión de Märket debido a los efectos del rebote isostático es desconocida. Teniendo en cuenta la mínima altura de la isla y el ritmo del rebote postglacial de la región, superior a 5 milímetros por año, la isla debió estar cubierta por las aguas del mar Báltico hasta el siglo XVI. No se hace ninguna mención a la isla hasta el siglo XVIII pero a partir de la década de 1800 la isla formará parte de numerosas encalladuras de barcos.

La frontera entre Suecia y el Imperio ruso se fijó el 1 de septiembre de 1809, tras la firma del Tratado de Fredrikshamn entre esos dos estados, lo que puso fin a la Guerra Finlandesaque hizo que el Gran Ducado de Finlandia pasase de manos suecas a manos rusas. Según ese tratado, las fronteras estarían fijadas sobre elementos geográficos (corrientes de agua, mares, etc.) y la frontera marítima estaría entonces marcada por el golfo de Botnia sobre una línea equidistante entre las costas suecas y finlandesas. Tras recoger detallestopográficos en 1811, se comprueba que la línea equidistante atraviesa de lado a lado la isla de Märket por lo que se divide entre los dos estados18 y se convierte en el punto más occidental del Imperio ruso.

El aislamiento y la peligrosidad de la isla para los barcos hizo de la isla una candidata ideal para construir un faro. La primera visita de marcación tuvo lugar en 1877 y la planificación comenzó bajo las órdenes del arquitecto Georg Schreck17 quien se hará famoso por sus construcciones en Tampere como la del ayuntamiento de la ciudad. La mayor parte de la construcción se llevó a cabo en el verano de1885 durante el cual los obreros se encontraron con condiciones climáticas difíciles, en particular con una fuerte tempestad que vino del norte durante el mes de mayo. En septiembre de 1885 los trabajos de construcción acabaron y el faro se inauguró el 10 de noviembre de 1885. El faro consiste de un edificio de 5 plantas que incluye un sótano, dos plantas de dormitorios, un desván y el faro propiamente dicho.20 En total está previsto para alojar a 5 fareros. La luz, situada a 16 metros de altura, tiene un alcance de 8,5 millas náuticas. Otros dos edificios se encuentran adjuntos, un almacén y una sala de máquinas que se edificó durante la década de 1950.20 Diferentes equipos se sucedieron a lo largo de 91 años en el faro hasta que los últimos fareros lo abandonaron en 1976 y la automatización del faro se llevó a cabo al año siguiente.

Las nuevas mediciones cartográficas efectuadas en 1981 demostraron que el faro, hasta entonces supuestamente construido en el lado finlandés de la isla, se encontraba en realidad en el lado sueco. Entonces Suecia y Finlandia se pusieron de acuerdo para modificar el trazado de la frontera con la intención de que el conjunto de construcciones de la isla (el faro y los edificios anexos) estuviesen en Finlandia a través de un intercambio de territorios. Las fronteras marítimas no podían cambiarse sin acarrear repercusiones en las zonas de pesca, por lo que se decidió que la misma superficie de terreno se intercambiaría en la misma isla, por lo que la frontera se modificó el 1 de agosto de 1985. Desde entonces tiene la forma de una S con una longitud de alrededor de 490 metros, cuando anteriormente tenía sólo unos 100 metros.

Tras la automatización del faro a principios del año 1977, la ocupación permanente de la isla se ha detenido y las visitas son más esporádicas. El cuaderno de bitácora del farero conserva historias de los pescadores, de los guardias fronterizos, del guardián, de los radioaficionados y de algunas personalidades que han visitado la isla.21 De hecho los radioaficionados tienen un interés particular por la isla de Märket, ese territorio aislado que para ellos es como un país separado conocido bajo el nombre de Market Reef, de código OJO. Además, numerosas expediciones se llevan a cabo cada año. Mientras, los edificios (el complejo de habitaciones y el almacén) han estado durante mucho tiempo abandonados y esto ha hecho que se hayan degradado desde la salida de los últimos fareros.

Para conmemorar los 30 años de la partida de los fareros, la autoridad postal de Åland ha impreso para los amantes de la filatelia dos series limitadas de sellos conmemorativos con una tirada de 5.000 y 10.000 ejemplares. En cooperación con la asociación finlandesa de faros, se ha organizado además una operación que pretende sellar los sellos en la isla y los beneficios de esta operación se dedicarán a la restauración de los edificios.

La asociación finlandesa de faros, una organización ligada a la administración marítima finlandesa con más de 250 miembros, se ha fijado como objetivo desde su creación restaurar los faros de Finlandia que se encuentran abandonados y revalorizar el patrimonio, sobre todo a través de la explotación turística.

El 15 de mayo de 2007, un pequeño grupo de voluntarios de la asociación desembarcó en la isla, tras alquilar las instalaciones a la administración marítima finlandesa para el verano, con el objetivo de restaurar a fondo el faro y para desarrollar el turismo en la isla. La asociación ha seguido el ejemplo del faro del islote de Bengtskär, situado cerca de Hanko, que se encontraba abandonado en 1985 y que acoge actualmente a más de 10.000 turistas anuales de los cuales al menos 1.000 pasan una noche en el islote. Los voluntarios se relevaron en Märket cada semana del verano de 2007. Durante este tiempo, publicaron un diario en inglés y estudiaron la isla y su entorno detalladamente.

Por primera vez, las visitas turísticas se han organizado desde Eckerö gracias a barcos que transportan a grupos de 4 a 12 turistas entre 1 y 2 veces por semana. El trayecto de ida dura unos 45 minutos pero depende en gran medida de las condiciones meteorológicas porque debido a la falta de un verdadero puerto, la aproximación a Märket no es posible en condiciones de marejada fuerte. Estas visitas podrían volver a realizarse en el verano de 2008.

Aquí, versión completa de este artículo.

 

, , , , , , , , , antropologías, cultos, viajeros

Leave a Reply