Rusia: para que haya libertad de prensa, los diarios deben morir, por Josh Tapper

12 abril, 2011

Las limitaciones a la libertad de prensa en Rusia han sido bien documentadas. El Kremlin tiene participación en las seis estaciones nacionales de televisión, incluyendo Rusia Today, que transmite en inglés, y controla el 60 por ciento de los periódicos registrados en el país. La ausencia de una prensa libre ha sido una lacra en los esfuerzos de Rusia por mostrarse como una democracia de estilo occidental.

Todo eso parecería disminuir la influencia –y quizás aumentar la importancia—de las escuelas de periodismo del país, incluyendo la Facultad de Periodismo de la Universidad Estatal de Moscú, según muchos, el corazón de la educación periodística en Rusia. En septiembre, la facultad relanzará su currículum, reduciendo la porción de ciencias sociales –literaturas rusa y extranjeras, historia del periodismo, sociología de la prensa—y añadiendo más entrenamiento práctico en nuevos medios. El cambio, por supuesto, tiene que ver con el uso cada vez mayor de fuentes de noticias de Internet, especialmente entre los jóvenes.

En un artículo reciente en The Moscow Times, el periódico en inglés de la ciudad, Elena Vartanova, teórica de los medios y década de la escuela de periodismo de la Universidad, presentó los lineamientos del futuro curso, sugiriendo que la educación en nuevos medios podría acelerar la liberalización del periodismo en Rusia.

Hablé con Vartanova en su oficina en el centro de Moscú, a corta distancia del Kremlin. Además de su visión sobre el estado de los medios en Rusia, Vartanova se refirió al crecimiento de la cultura de las noticias online, cómo los futuros periodistas –sus estudiantes—podrían alterar lo que llama la “particular industria nacional de medios” y por qué la desaparición de los medios tradicionales podría ser algo bueno.

Tapper: En su artículo, llama a Rusia un país con una “particular industria nacional de medios”. Parece una forma sutil de decir “Tenemos un montón de problemas”. ¿Qué quiso decir exactamente?

Vartanova: Vivimos en una sociedad muy compleja y problemática. ¿Cuánto tiempo tomó a los medios norteamericanos volverse financieramente viables y políticamente sustentables y respetables? En 1991, los medios rusos salieron de un ambiente de completa censura. Todavía hay periodistas en los staffs editoriales que son leales miembros del Partido. En términos de desarrollo histórico, recién estamos en el comienzo. Parte de la mentalidad Rusia y la cultura de los medios y la política es la crítica pasiva. No tenemos una sociedad civil desarrollada. La gente no se siente responsable de sí misma o de su entorno. Este es un problema tradicional en Rusia. La gente siente que el Estado debería ocuparse, pero sabe que lo hace muy mal. Crear algo desde abajo no es algo típico para los rusos. Creo que el cambio tecnológico acelera el cambio cultural y político en la sociedad. Ayuda a librarse de los viejos usos. Algunas veces es doloroso ver morir a los periódicos, pero, en cierto sentido, esa herencia no es fácil de sobrellevar. El cambio tecnológico ayuda mucho.

Tapper: ¿Así que sugiere que, a diferencia de los Estados Unidos, donde mucha gente se lamenta por la muerte de los periódicos, en Rusia podría, en realidad, ser algo no tan malo?

Vartanova: La muerte de los diarios no sólo significa la muerte de los medios tradicionales, sino también la muerte de la vieja cultura de los medios. Quizás esto ayudará a la siguiente generación rusa. Hay una presencia estatal muy fuerte en los medios, no sólo federal, sino también a nivel regional y local. Nuestros medios no son transparentes respecto de su estructura de ingresos. Por ejemplo, no conocemos las fuentes de ingresos de muchos medios locales. Pero sabemos que las autoridades locales, aún cuando no poseen medios, invierten (en ellos) informalmente. Los periódicos locales trabajan como periódicos oficiales de las autoridades locales. El mercado de avisos está desarrollado de forma muy desigual –la televisión tiene más dinero de avisos que los medios impresos–, así que la presencia estatal es importante para los periódicos.

Los periodistas de los viejos medios prefieren recibir dinero de auspiciantes, que podrían ser partidos políticos u hombres de negocios locales. Sirven como instrumentos de influencia. En muchos mercados hay un pequeño porcentaje de medios objetivos. No tenemos un modelo de periódico que corresponda al periódico occidental. Nuestros periódicos eran herramientas de propaganda e ideología. Y eso no ha cambiado.

Nuestros jóvenes han crecido en un ambiente diferente. Quizás la brecha digital entre jóvenes y viejos ayudará aquellos a crear su propia cultura, independiente de la vieja tradición autoritaria.

Tapper: La brecha digital también se puede expresar en términos geográficos, un problema específico ruso considerando el tamaño del país. El acceso a la banda ancha puede ser cuatro veces más caro fuera de Moscú y hay mucho menos usuarios de Internet fuera de las grandes ciudades. ¿Cómo afecta esto el crecimiento de los medios online?

Vartanova: El potencial crecimiento de Internet enfrenta el desafío del desarrollo tecnológico. Dado que el país está tan pobremente poblado, sólo tenemos crecimiento de Internet en las grandes ciudades, donde la gente tiene muy buen acceso online. La cultura online ha madurado en las grandes ciudades. Aquellos que tienen buen acceso a la tecnología tienen, realmente, una imagen del mundo muy diferente. Actualmente, la gente de las grandes ciudades depende más de Internet que de la televisión.

Tapper: ¿Qué rol, entonces, juega Internet en los medios rusos?

Vartanova: Es realmente una nueva parte de nuestro sistema de medios. La gente consume cada vez más noticias online, y éstas a menudo dan el primer paso en la construcción de la agenda pública. Sólo entonces los consumidores buscan más análisis y comentarios de los medios impresos.

Una de las funciones de los medios online es crear una agenda alternative de noticias. Si uno mira los grandes canales de televisión ve un contenido destilado, que es revisado por los gerentes de la empresa, por la gente del poder –uno no encontrará material problemático allí. La agenda alternativa en Internet ayuda a los rusos a ver los huecos y los problemas. E Internet se ha convertido en la herramienta de la gente para crear la opinión pública, para apoyar al “hombre de la calle”. En Rusia, cuando los medios tradicionales dicen algo, uno busca la confirmación en Internet. Provee un punto de vista diferente.

Por ejemplo, en otoño pasado hubo un gran plan para construir una autopista de Moscú a St. Petersburgo. El camino cruzaría un bosque cercano a Khimki, un suburbia de Moscú. Los ciudadanos de estaban completamente en contra. Mientras (el presidente Dimitri) Medvedev se preparaba a firmar el decreto, la gente comenzaba a organizarse online, a través de Twitter y de sitios de blogs como LiveJournal, arreglando fechas para realizar protestas públicas. Finalmente, se volvió una cuestión extremadamente urgente para los medios tradicionales. La gente comenzó a pensar que podían decir al poder qué hacer.

En Rusia, Internet tiene el potencial de enseñar a la gente cómo expresar sus opiniones y ser más activa en la sociedad civil.

Tapper: Su formación es en economía de los medios. Con su enfoque sobre los nuevos medios, ¿cómo preparará el nuevo currículum de la escuela a los estudiantes para una carrera en Rusia?

Vartanova: Será más conceptual: cómo Internet está cambiando el paisaje y el consumo de los medios, y cómo influye en los medios y la cultura de la comunicación en la sociedad Rusia y entre usuarios. Combinaremos conocimiento académico con habilidades prácticas.

También enseñaremos a los estudiantes cómo crear sus propios medios en Internet. Aprenderán cómo ganar dinero, cómo lidiar con los anunciantes –a no ir a los políticos, a no pedir al Estado que financie sus compañías. Aprenderán las desventajas y los problemas del sistema ruso. Pero al crear y mantener sus nuevos medios, los graduados crearán una nueva cultura, nuevos segmentos de la industria de los medios.

(Aquí, la versión original de este artículo, en inglés)

http://www.niemanlab.org/2011/04/how-russias-top-journalism-school-is-revamping-its-curriculum-to-create-a-new-culture-of-press-freedom/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+NiemanJournalismLab+%28Nieman+Journalism+Lab%29

***

 

 

, , , , , , , periodismo

Leave a Reply