Carta abierta a Hillary Clinton, por Nuestra Aparente Rendición

15 febrero, 2011

Amigos, amigas,

el pasado viernes recibimos un correo que mandaba la Embajada de los Estados Unidos en México convocándonos a una reunión este martes 11 de febrero en la Ciudad de México. Nos citaban, junto con otros “líderes de ONG”, decían, “a participar en una mesa redonda con el Ministro Consejero John Feely, a fin de intercambiar puntos de vista sobre tecnología y sociedad civil. Desde Washington D.C. tendremos la oportunidad de participar en una video conferencia con la Sra. Hillary R. Clinton“.

Por razones geográficas no podremos asistir a la reunión, pero trataremos de retransmitirla online mañana a las 1.30 hs., hora de la Ciudad de México. Además nos piden que mandemos una breve carta a la Misión Diplomática y al Departamento de Estado para contarles quiénes somos, qué hacemos y qué queremos.

La colgaremos mañana, cuando esté finalmente redactada.

Si quieren aportar algo a la creación de la carta, éste es su espacio.

¡Nuestros cien mil clicks han sido escuchados! !Felicidades a todos!

Seguimos. Que siga la sociedad civil.

***

Amigos, amigas:

Hillary Clinton y John Feely nos citaron a un encuentro al cual no pudimos asistir. Y desde entonces hemos recibido algunos correos a favor y en contra. Cuando finalmente cancelamos nuestra asistencia a la reunión (el día lunes 10 de febrero), pedimos a los lectores de Nuestra Aparente Rendición que aprovecharan la oportunidad de hablar. No porque pensáramos que iba a ocurrir algo, que sirviera para algo. Pero sí como posibilidad de ser escuchados y de hablar honestamente del problema de México fuera de sus fronteras.

Hemos recibido correos de algunos lectores y hemos tratado de incluir sus posicionamientos y pensamientos en la carta que hemos mandado esta mañana.

Nosotros nunca hemos escrito nada en NUESTRA APARENTE RENDICIÓN, nuestro trabajo es escuchar, editar, generar diálogo, pedir colaboraciones, escuchar propuestas y trabajar, con ustedes, por la paz de México. Pero hemos escrito la carta que hemos mandado esta mañana, con la seguridad de que será leída.

***

Señora Hillary Clinton, Señor John Feely,

Les agradecemos la lectura de esta carta y les hablamos con absoluta sinceridad, tal y como creemos que tenemos derecho a ser escuchados y tal y como esperamos que puedan respondernos:

Nuestra Aparente Rendición es un portal que ha recibido cien mil visitas en cuatro meses y sigue creciendo a una velocidad vertiginosa y esperanzadora. Un portal que se erige como un cementerio virtual en el que dejamos el recuerdo de nuestros compatriotas asesinados y creamos un espacio de diálogo y construcción de paz. Nos estamos convirtiendo en una plataforma única, sólida y estable que permite entrelazar proyectos de toda la República, devolver el derecho a la expresión a todos los mexicanos, coordinar proyectos por la paz, crear foros de debate y construir nuestra esperanza de futuro. Confiamos en la capacidad de todos nosotros para pensar y actuar en consecuencia, en la inteligencia, la curiosidad y la responsabilidad de miles de lectores. Y estamos dispuestos a trabajar en la construcción de un proceso de paz y recuperación del país justo, ecuánime y sustentable.

No estamos vinculados a ninguna institución ni partido político. Sino que estamos, como muchos de nuestros lectores y los millones de mexicanos que no pueden permitirse el acceso a la cultura y la información, acompañando a las víctimas de la violencia, de la pobreza, del femicidio, de la pederastia, de la impunidad y de la corrupción. Somos posibles muertos.

Creemos, muchos de nosotros, que esta debacle social en la que vivimos sumidos, ante la indiferencia internacional y la impunidad nacional, sólo la podrá arreglar la sociedad civil mexicana. Pero necesitamos que el gobierno mexicano, el estadounidense y la comunidad internacional tomen medidas estrictas y urgentes que frenen las ventas de armas, el consumo de droga, el lavado de dinero y la corrupción. Tienen, como tenemos nosotros, la obligación de apoyar las propuestas civiles que luchan por la paz, protegen a las víctimas y combaten la censura. Tienen la obligación de enfrentarse a la pobreza y el abandono que padecen millones de niños y familias mexicanas ante la brutal economía de mercado que las está acorralando y olvidando. Y, por decencia y humanidad, su gobierno y el gobierno mexicano pueden y deben posicionarse del lado de los ciudadanos y no de las corporaciones y los grupos delictivos. Pueden y deben romper las complicidades y la hipocresía y hablar con la ciudadanía con respeto e igualdad. Pueden y deben reconocer que el problema de la violencia y el narcotráfico están íntimamente relacionados con el tráfico de migrantes, la pobreza, la prostitución, el secuestro o la trata de personas, problemas gravísimos y crueles que afectan con una crueldad y una impunidad inimaginables a la sociedad mexicana y que ustedes tienen la capacidad y la obligación de combatir. Por decencia y humanidad, estas son obligaciones que tenemos todos. Ustedes, el gobierno mexicano y la comunidad internacional. Pero también nosotros.

Y eso es exactamente lo que estamos haciendo. Porque estamos tristes, estamos asustados y estamos hartos. Es por eso que vamos a seguir trabajando hasta recuperar nuestro inalienable derecho a vivir en paz. Somos una sociedad civil capaz y organizada que está comenzando a reaccionar ante el impacto que ha supuesto esta ola de violencia para el pueblo mexicano, y a recuperar la fuerza que nos da nuestra seguridad de que somos capaces de convertirnos en un país mejor. Juntos.

Nuestra Aparente Rendición. 15 de febrero de 2011.

Aquí, textos completos y el website imperdible de Nuestra Aparente Rendición.

, , , , , , hallazgos1

Leave a Reply