Rusia: el periodismo sólo es libre en Internet

20 noviembre, 2010

Los peligros para los periodistas en Rusia son de público conocimiento desde comienzos de la década de 1990, pero la preocupación por la cantidad de muertes sin resolver se disparó luego del asesinato de Anna Politkovskaya* en Moscú, el 7 de octubre de 2006. Mientras que observadores internacionales hablan de varias docenas de muertes, algunas fuentes dentro de Rusia sostienen que ha habido más de doscientas. La evidencia ha sido examinada y documentada en dos informes, publicados en ruso y en inglés, por organizaciones internacionales.

Una investigación exhaustiva sobre las muertes de periodistas en Rusia fue publicada por la Federación Internacional de Periodistas en junio de 2009. En simultáneo, la organización lanzó un banco de datos en Internet que documenta más de trescientas muertes y desapariciones desde 1993. Tanto el reporte, titulado Justicia Parcial (en ruso: Частичное правосудие) como el banco de datos se nutrieron de datos recogidos en Rusia durante los últimos 16 años por observadores locales de medios de comunicación, la Glasnost Defence Foundation y el Center for Journalism in Extreme Situations (Centro para Periodistas en Situaciones Extremas).

En su informe de septiembre de 2009, el Comité para Proteger a Periodistas [basado en los Estados Unidos] insistió en su conclusión de que Rusia era uno de los países con mayor peligro de muerte para periodistas en todo el mundo, y agregó que era uno de los peores en resolver los crímenes.

Texto original (en inglés), aquí.

***

“Discurso público en la blogósfera rusa”: informe del Berkman Center for Internet and Society de la Universidad de Harvard. 18 de octubre de 2010.

Los medios tradicionales en Rusia pasaron del control estatal absoluto de los años de la Unión Soviética, y la gran apertura y proceso de privatizaciones luego del colapso de la Unión Soviética, al actual modelo híbrido, en el que el Kremlin ejerce un control activo sobre la televisión nacional, que llega a todas partes (…),  pero permite la existencia de una prensa independiente marginal.

Al entrar en la escena política nacional en 1999, Vladimir Putin revirtió rápidamente el desenfrenado proceso privatizador de los medios de comunicación nacionales. Hoy, la situación puede ser descripta como de nacionalización parcial, con censura absoluta sobre ciertos temas y medios. Con todas las estaciones de televisión federal bajo control directo del Kremlin, o empresas de propiedad estatal como Gazprom, la televisión nacional es (…) una herramienta importante de control político.

La televisión es el único medio de comunicación masivo que tiene alcance nacional, y es una herramienta importante para promover la popularidad del gobierno (…) Este control incluye (…) reuniones semanales entre funcionarios del Kremlin y productores televisivos de las mayores cadenas, donde aquellos distribuyen temarios, discuten las noticias que al gobierno le interesan y sugieren enfoques a las noticias que se difundirán. Este modelo de control televisivo no ha cambiado con Medvedev.

Los diarios, estaciones de radio y sitios de Internet tienen mucha mayor libertad. Algunos argumentan que a estos medios se les permite mayor independencia porque tienen audiencias más pequeñas que la televisión y éstas se limitan a las grandes ciudades –aún los diarios más leidos, por ejemplo, tienen circulaciones de cientos de miles de ejemplares, mientras que la televisión llega a poblaciones enteras–. Una de las pocas estaciones de radio independientes, Ekho Moskvy (Eco de Moscú), que tiene una audiencia de 900.000 personas, también disfruta de mayor libertad que la televisión, pero recibe presiones del gobierno cuando su cobertura es crítica del Kremlin.

(…)

En marzo de 2010, el Mercedes Benz del vicepresidente de Lukoil [la principal empresa petrolera de Rusia], Anatoly Barkov, cochó contra un compacto Citroën, hiriendo a Barkov y matando a la conductora del auto más pequeño, una conocida médica, y a su nuera, madre de un niño de dos años y también médica. Todavía no está claro quién tuvo la culpa del accidente, pero en ese momento la policía cargó la responsabilidad en la conductora del Citroën, diciendo que había zizgagueado entre el tráfico. La policía no pudo presentar ninguna evidencia que sostuviera esta afirmación pese a que la autopista, que tenía mucho movimiento, es recorrida por cámaras de seguridad. Sospechando un encubrimiento, blogueros rusos y la Federación de Dueños de Automóviles, un movimiento mayormente online que ha asistido en una cantidad de casos similares, tomaron rápidamente la causa de las víctimas y encontraron testigos y ejercieron presión desde Internet y sobre los medios tradicionales. Un rapero ruso, Noize MC, compuso una canción sobre el incidente, “Mercedes S-666″, y posteó el video en YouTube. La canción culpa a Barkov por el accidente y lo compara con un policía que, este mismo año más temprano, entró a un shopping a los tiros. El video fue visto 600.000 veces en sólo unos días, y la historia se convirtió en el tema más popular de la blogósfera rusa. Algunos bloggers llamaron a un boicot contra las estaciones de servicio de Lukoil. Al fin, el presidente Medvedev ordenó una investigación. La policía reabrió el caso, absolviendo a Barkov de toda culpa en septiembre. Sin embargo, la indignación pública sobre este incidente y otros similares han llevado a una campaña sostenida contra funcionarios que violan las leyes de tránsito cuando conducen sus costosos autos importados con luces centelleantes como las de la policía y patentes especiales. Como protesta, muchos conductores, en gesto de burla, colocaron baldes de plástico azul en el techo de sus autos.

En noviembre de 2009, el comandante de policía Alexander Dymovsky subió dos videos a YouTube con llamados directo al primer ministro Putin y a sus colegas de armas para que se pusiera fin a la extendida corrupción en la fuerza. Decidió actuar así luego de haber sido hostigado por sus superiores por haber llamado a un programa de radio mientras Putin todavía era presidente. Dymovsky había dicho al operador que quería preguntar al presidente qué pensaba hacer contra la corrupción y el desorden en Rusia. No lo pusieron al aire, pero su llamada fue rastreada y sus supervisores lo reportaron al Ministerio del Interior. Los videos fueron vistos más de dos millones de veces, y la denuncia atrajo mucha atención en la prensa internacional, mientras que los canales de TV federales lo ignoraron. En represalia por postear los videos, Dymovsky fue despedido, investigado y procesado por abuso de autoridad y fraude bajo una ley de secreto de Estado. Aunque no logró recuperar su trabajo, los cargos fueron finalmente desestimados, y otros rusos han adoptado su táctica para dirigirse al Kremlin directamente desde Youtube cuando quieren protestar por casos de abuso de poder y corrupción a nivel local.

Estas dos historias muestran el poder y los límites del creciente papel de Internet en la sociedad rusa. Cualquier persona puede criticar al gobierno y a otros poderosos, pero por lo general hay consecuencias. Internet puede ayudar a difundir conocimiento y a aumentar el debate sobre corrupción, pero las decisiones que favorecen a los poderosos no son necesariamente anuladas.

(…)

(Rusia) no pone filtros en Internet, mientras que China e Irán tienen dos de los sistemas técnicos de filtrado para la web más avanzados del mundo. Estudios de la OpenNet Initiative (ONI) confirma que Rusia no realiza filtrado de “primera generación” en la web. Sin embargo, ONI explica que Rusia (…) sí utiliza, y puede ser incluso un modelo de controles más sutiles de segunda y tercera generación, como intentos de meterse en el espacio online mediante bloggers pagos, con influencia sobre servidores de internet y un marco legal que permite hacer espionaje en la red, especialmente en periodos de alta tensión política (…) Pero son pocos los bloggers metidos en prisión, comparado con China, Irán, Egipto y Arabia Saudita, y el mayor control del espacio online en el idioma ruso ocurre en los países vecinos más autoritarios, como Bielorusia y Kazajistán.

(…)

El índice de penetración de Internet es relativamente bajo en Rusia, de alrededor del 37 por ciento de la población, pero crece rápidamente. El crecimiento ha sido firme y exponencial en la Federación Rusa, especialmente en zonas fuera de Moscú. Entre 2002 y 2010, el porcentaje de usuarios de internet prácticamente se sextuplicó, de 5% a 35%. En Moscú, el ritmo fue más lento, pero igualmente impresionante, con la penetración más que duplicándose en el mismo período, de 27% a 60.18%.

Internet sigue siendo un medio de elite, estratificado, dominado por usuarios urbanos, educados, con una división marcada entre  las ciudades grandes y las zonas urbanas. El alto índice de penetración y uso en Moscú y San Petesburgo no se aplica al resto del país. A nivel nacional, el porcentaje de penetración de 37% puede ser comparado con Brasil, donde es alrededor de 36%.

Aunque los 37 millones de usuarios regulares de Internet en Rusia constituyen menos del 40 por ciento de la población, quienes usan Internet lo hacen con frecuencia, y con pasión por las redes sociales. Si las estadísticas son certeras, el porcentaje de usuarios activos que bloguea y usa redes sociales es consistentemente más alto en Rusia que en los Estados Unidos, y aquellos que usan las redes sociales están más “comprometidos” que sus pares de otros países. Según un estudio de FOM de 2010, el grupo más activo de usuarios en Rusia tiene entre 18 y 24 años de edad (62%). Otro estudio de la Fundación Rusa para el Desarrollo de Internet halló que bloguear era la actividad online más frecuente de los usuarios de entre 14 y 17 años (…), a diferencia de los Estados Unidos, donde los más jóvenes no suelen llevar un blog.

(…) Para los usuarios diarios, Internet le está ganando terreno rápidamente a la televisión como la fuente más confiable de información, y ya es más consultada que la TV para informarse. Para los no usuarios rusos, la televisión es, de lejos, la fuente más confiable de información.

(…)

A diferencia de la mayoría de los bloggers orientados hacia la política en los Estados Unidos e Irán, quienes casi siempre se ubican con claridad en un lado o el otro del espectro ideológico, la mayoría de los bloggers rusos parecen escribir desde una perspectiva independiente, no alineada. Discuten sobre política con menos compromiso por definir una posición colectiva. Dicho esto, hay muchos bloggers asociados o pertenecientes a grupos o movimientos políticos y sociales, incluyendo tanto la “oposición democrática” como las agrupaciones “nacionalistas”. Estos incluyen a su vez grupos de bloggeres enfocados en el activismo social y ambiental asi como en acciones de caridad. También identificamos a una cantidad de bloggers asociados con grupos juveniles pro-gubernamentales, que sin embargo no conforman un colectivo distintivo.

(..)

YouTube es el sitio al que linkean con más frecuencia los bloggers rusos, del mismo modo que en los Estados Unidos y las blogósferas árabe y persa. YouTube tiene el dominio pese a la existencia de rutube.ru, un sitio ruso muy popular para compartir videos. Identificamos los videos más linkeados en la blogósfera rusa y revisamos los primeros 100 clips. Los principales 100 videos son una combinación de entretenimiento, humor y contenido político, tanto de confección comercial como generados por los usuarios. Una cantidad significativa de videos políticos se centran en la corrupción y la transparencia, contra el abuso de poder de las elites, el gobierno y la policía, e includen pedidos directos al Kremlin. Hay algunos videos relativos a temas ambientales, incluyendo un pedido de detener la destrucción del bosque Khimki en las afueras de Moscú, y varios referidos a temas nacionalistas.

El video político más popular muestra el discurso de Yury Shevchuk, estrella del rock ruso y lider de la oposición, durante un concierto, en marzo de 2010. En él, habla de su nostalgia por el rock del pasado y del fracaso de la música rusa contemporáena. Describe al rock ruso moderno como pornografía para los que apoyan el régimen policíaco. Sostiene que la verdadera naturaleza del rock es la libertad, y que la música actual está hecha para la gente que vive según la fórmula: comer, beber y tener sexo. Shevchuk exige además la liberación del preso Mikhail Khodorkovsky, ex ejecutivo de la petrolera Yukos y crítico del Kremlin, y dice a sus oyentes que deben poner su destino en sus propias manos. (…)

Hay una cantidad de otros videos que se refieren a corrupción en la industria financiera y en bancos. Incluyen uno de un blogger conocido, Alexei Navalny, que usa su posición como titular de acciones de grandes compañías para denunciar prácticas corruptas. Varios videos refieren a Dmitrii Baranovskii, líder de la organización Justice, cuyas investigaciones llevaron a la renuncia y al arresto del director de un banco estatal. Sin embargo, el propio Baranovskii fue luego investigado y acusado y hoy está preso (sigue blogueando a través de su abogado en http://dm-b.livejournal.com/). Muchos rusos ven aquí algo típico de las investigaciones de casos de corrupción en Rusia, en las que aún si los funcionarios corruptos son hallados culpables, los poderosos encuentran la manera de castigar a sus críticos y de intimidar a quienes quieran imitarlos.

(…)

Conclusiones:

1) La blogósfera rusa aparece como un espacio libre de control gubernamental (…) Hay grupos favorables al gobierno, como agrupaciones juveniles pro-Kremlin y bloggers que representan el punto de vista del gobierno. Pero no son grandes en número y no son núcleos centrales de ninguna de las agrupaciones de blogs políticas o sociales que investigamos;

2) Es un espacio predominantemente producido por coetáneos, por lo que recurren más comunmente a recursos de la web 2.0, como YouTube y Wikipedia, que a medios de comunicación tradicionales, pero también hay un profundo entremezclado entre los blogs y la ecología de los medios rusos. Los bloggers interesados en política linkean preferentemente a una cantidad de fuentes independientes de noticas e información, más que a fuentes oficiales, aunque no exclusivamente;

3) Muchos de los bloggers más interesados en política usan la plataforma para controlar y criticar a las elites y al gobierno. En especial, los videos de YouTube muestran un foco frecuente en casos de corrupción y abuso de poder;

4) La blogósfera rusa es un espacio que los rusos usan para comunicar temas que consideran de interés público y que requieren potencialmente una acción o reconocimiento colectivo. Según nuestra investigación, sectores de la blogósfera rusa usan este espacio no sólo para discutir sobre política y criticar al gobierno, sino para lograr movilización política y acción social. Si esta tendencia continúa y aumenta su desafío al status quo, debemos esperar un mayor involucramiento y una respuesta más agresiva del gobierno (…) Algunos sostienen que es sólo cuestión de tiempo que el gobierno concentre su gran poder en un esfuerzo por controlar Internet, limitar la acción política y la crítica. Es más probable que ocurra en momentos de tensión, como en época electoral. Al menos por ahora, sin embargo, tal vez por el limitado alcance de Internet en Rusia, o por los altos costos políticos o económicos de limitar el discurso online, la blogósfera política es un espacio libre y abierto para rusos de todo sector ideológico para discutir sobre política, para criticar o apoyar al gobierno, para combatir prácticas y funcionarios corruptos y para movilizar a otros alrededor de causas políticas y sociales.

El informe completo, de 46 páginas, en inglés y en ruso, aquí.

***

* Un relato más completo sobre la muerte de Anna Politkovskaya, escrito por la periodista y escritora argentina Hinde Pomeraniec, aquí.

, , , , , , , , , periodismo

Trackbacks For This Post

  1. Tweets that mention Rusia: el periodismo sólo es libre en Internet -- Topsy.com - 3 years ago

    [...] This post was mentioned on Twitter by Guillermo Quijano, elpuercoespin. elpuercoespin said: Rusia: el #periodismo sólo es libre en Internet http://bit.ly/bEYR8q [...]

  2. Crónicas quinquis, por Javier Valenzuela | Ritmos Arabes – cursos, talleres, profesores y conciertos - 10 months ago

    [...] Rusia: el periodismo sólo es libre en InternetUn exhaustivo informe del Berkman Center for Internet… [...]

Leave a Reply